“ Y  sacólos  con  plata  y  oro;  Y no  hubo  en  sus  tribus  enfermo. ”  (Salmos 105:37)                                                                                                                                            

Este  pasaje  bíblico,   es muy   significativo  para  todos  los  hijos   de  Dios   que   confían  en  la  providencia   del  Padre   y  de  su  Hijo.

“igualmente,  mancebos,  sed  sujetos  a  los  ancianos;  y  todos  sumisos  unos  a  otros,  revestíos  de  humildad;  porque  Dios  resiste  a  los  soberbios,  y  da  gracia  a  los  humildes.”  (1ª.  Pedro  5:5)

A  continuación  les  transcribimos  la  porción  tomada  de  un  libro  del  Rabí  Yaacob  Culi  y que nos enseña algunos rasgos que debe poseer la persona humilde, siempre es bueno considerar para trabajar en nuestro perfeccionamiento.

Pentecostés es una de las tres fiestas de Dios en el año y se conoce muy poco, incluso los que la conocen muchas veces la menosprecian. Pero la realidad es que no deja de ser muy especial para nosotros, quien aprende a aprovecharla se lleva una de las bendiciones más grandes de Dios, así que vamos a mencionar unos de los aspectos más relevantes de esta solemnidad.