El Génesis es el semillero de la palabra de Dios, el origen de la palabra es griego que significa “origen”. ¿El origen de qué? De toda la creación, a pesar que se estudia y se profundiza sobre cómo comenzó todo, no podemos descartar la versión de Dios el creador. Este libro de comienzo nos narra la creación por medio de 6 días, donde se forman la luz, la separación con las tinieblas, los astros, las separación de las aguas, los continentes y los océanos, la tierra y su fruto junto con todos los animales; y al término de la creación, el hombre.

Los mandatos de Dios los podemos ver desde el principio, cuando Adán y Eva cayeron en los engaños de Satanás y así por un hombre entró el pecado, ese hombre tenía que aprender por medio de Dios cómo obtener su salvación y luchar por ella. Esta narración continua en los primeros capítulos del Génesis.

Una más de las historias contadas por los hombres es “El arca de Noé”, preguntas que nos podemos hacer en ésta historia es. ¿Por qué fue necesario que Dios destruyera todo lo que había creado por medio de un diluvio? ¿Tuvo que ver con esto las acciones de los hombres? ¿Si hubieran escuchado la voz de Dios por medio de Noé, se hubieran salvado? ¿Por qué no escucharon el aviso de Noé sobre el diluvio?.

Terminando el diluvio conocemos que quien volvió a poblar la tierra fueron los hijos de Noé: Sem, Cham y Jafet: También se realiza uno de los primeros pactos de Dios con la humanidad y lo sella con una de las obras más hermosas que hoy conocemos, “El arcoíris”. El pacto fue, que por agua no volvería a destruir a la humanidad. No todos los hijos de Noé buscaron los caminos de Dios, aquí una separación más, el nacimiento de culturas antiguas y de imperios que la misma Biblia nos relata.

Otro de los eventos importantes fue “La torre de Babel” (Babel significa confusión), que quiso construir en ese momento la humanidad, desviando su pensamiento al líder presente del hombre, que es el mismo. El origen de las lenguas también se nos narra en este libro, por medio de la confusión que provocó que los hombres se dividieran y surgieran algunas de las naciones que hasta hoy conocemos.

Hasta este punto ya había división de los hombres, entre los que hacían la voluntad de Dios y los que no lo hacían. Entre uno que siguió los caminos de Dios fue Abram, que en el capítulo 12 de este libro, podemos ver cómo fue llamado y las promesas que se le hacen a un hombre, es aquí donde vemos el nacimiento de una nación que fue elegida por nuestro Dios para que hiciera su voluntad. Hay necesidad de que una nación aprendiera a obedecer los mandamientos y gozar de las bendiciones. Así es como se narra a través de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob se nos narra el nacimiento de una nación llamada Israel.

También en el Génesis podemos ver la eterna pelea entre los palestinos y judíos con Isaac e Ismael, dos hijos de Abraham, en el capítulo 16 podemos ver el nacimiento de Ismael con Agar, sierva de Sarai mujer de Abram, un hijo que nació según la carne, la promesa se cumplió en Isaac, porque la promesa no le fue hecha sólo a Abram sino también a Sarai, entre ellos dos seguiría la promesa de Dios con Abraham y el cumplimiento de un pacto en el cual sería padre de muchedumbre.

En el capítulo 18 podemos ver la destrucción de Sodoma y Gomorra, dos ciudades que hasta el día de hoy tienen representaciones con naciones que están completamente alejadas de Dios “el pecado de ellos se ha agravado en extremo”. Expresión bíblica donde se muestra la gravedad de sus pecados, aunque Abram busca salvar estas ciudades, no hay justos por los que puedan ser salvos, una hermosa enseñanza que posteriormente se pone como ejemplo para evitar ser destruidos por los pecados cometidos.

De Isaac y Rebeca nacen dos hijos más que son Jacob y Esaú (Edom y los edomitas), un conflicto que también acompañó al pueblo de Israel durante su existencia, un hombre que cambió su primogenitura por un plato de lentejas, Jacob que usurpa ésta bendición es el que elige Dios como el predecesor de los pactos y bendiciones de Dios. Con él y 4 mujeres que son: Lea, Rachel, Bilha y Zilpa. Nacieron las 12 tribus de Israel, los que formarían la nación de este pueblo y que así iban a ser el antecedente para nosotros de cómo se cumplen las promesas de Dios. Cada uno de estos hijos tiene características muy importantes que se nos van narrando durante la historia y que debemos de estar atentos porque así como hubieron tribus que fueron cercanas a Dios, también las hubo lejanas, las profecías de estos pueblos las podemos leer en el capítulo 49.

De los hijos de Jacob hay uno que sobresale por el don de Dios que le dió, y este fue José, comúnmente conocido como “José el soñador”. Es increíble cómo se cumplen los designios del Señor, por medio de los sueños Dios le revela a José que iba a liderar a su pueblo para salvarlo de la sequía, y no sólo a su pueblo, salvaría a uno de los imperios más poderosos de esos tiempos, Egipto.

Y así culmina ésta pequeño bosquejo sobre el primer libro de la Biblia, esperamos que los que puedan leer este artículo, se despierte en ellos el deseo por conocer más de las escrituras, y por medio de este libro y con ayuda del espíritu de nuestro Dios, encuentren al profundidad de su conocimiento.

0
0
0
s2smodern