Es de suma importancia el dormir adecuadamente para los niños pues es el momento idóneo donde la hormona del crecimiento se activa y se desarrollan. En los adolescentes al tener tantos cambios hormonales y en ocasiones aumentos de talla muy intensos, deben evitar desvelarse y si es necesario tomen una siesta. A lo mejor su hijo adolescente no es holgazán, tal vez le falta dormir más.

Terror nocturnoYa en los adultos dormir poco puede contraer primero problemas de concentración para el trabajo, obesidad y hasta infecciones por ejemplo en vías urinarias.

Cuando dormimos nuestro ritmo cardiaco disminuye y nos relajamos, se reduce nuestra temperatura corporal (obvio no mucho) el problema radica que al estar despiertos en lugar de dormir aumentamos nuestro consumo de agua corporal y tendemos a leves deshidrataciones, entenderán bien ese malestar después de alguna Pascua.

¿Alguno de sus hijos se han despertado una hora o dos horas después gritando, temblando, sudando y estando aterrados por algo?

Les he de comentar que no es una experiencia agradable pues siempre tenemos la sensación de querer proteger a nuestros hijos, pero a veces en estos casos por mas que tratemos de tranquilizarlos pasan hasta 20 minutos y no lo logramos.

El terror nocturno es de lo que estoy hablando y a pesar de tener un nombre tan apabullante como este, para tranquilidad de todos es algo hasta cierto punto común y que no tiene complicaciones salvo que los episodios se repitan de manera consecutiva. El terror nocturno se debe principalmente al cansancio o la sobreexcitación por el consumo de azúcares y se define con los síntomas que mencione anteriormente aunado a que el niño (y también adultos) vuelve a dormir como si nada hubiera pasado y difícilmente recuerdan lo que paso a la mañana siguiente.

Es muy importante considerar una rutina para dormir y entre los que queremos desarrollar una cultura bíblica podemos recomendar una oración y un versículo. Es muy importante que los pequeños sepan que no solamente sus padres cuidan de ellos. Sino Dios mismo tiene  cuidado de sus hijos y por lo tanto pueden dormir tranquilos y confiados.

Es importante resaltar que mucha gente considera estos episodios como posesiones demoníacas, lo que es completamente falso. No nos dejemos llevar por comentarios de otras personas que aunque crean que esto sea cierto, nosotros debemos ser sabios y saber que si cumplimos la voluntad de Dios estas “posesiones” no pueden afectarnos.

Versículos para poner en práctica:

Salmo 3:5, Salmo 4:8, Salmo 91:5

Este es un audio de su hermano Adan Zamora, los invito a dejar sus comentarios y no dejen de visitar la página www.tunika.mx, Tunika se escribe con k, para mas contenidos como este en favor del desarrollo de una inmejorable cultura bíblica.

Fuentes: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000809.htm

0
0
0
s2sdefault