“Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas."

Amós 3:7

No hay libro más precioso y más perfecto, que traiga descanso al fatigado, al abatido y que proporcione paz a los abrumados bajo el peso de la vida, como es EL LIBRO DE ORO. La Biblia es el potentísimo Telescopio que nos enseña a entender los acontecimientos de cada día profético. Eventos que son importantes para toda la humanidad, son avisos para que todos estemos apercibidos y no nos tomen por sorpresa, nadie puede decir que no tiene la oportunidad de tener acceso a esos conocimientos ya que se encuentran en las sagradas escrituras.

Es muy importante tener en cuenta que esos avisos se hacen por medio de los profetas, hombres que eligió nuestro Dios para que todos los que estemos atentos podamos entender la voluntad del Creador por medio de estas profecías.

Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación; porque la profecía no fue en los tiempos pasados traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados del Espíritu Santo. 2 Pedro 1:20, 21

Así que no podemos creer cuando nos dicen acerca de los tiempos venideros cualquier cosa, debemos de estar muy atentos porque hay mucha mentira y engaños.

El reino milenial que nos habla la Biblia es un evento maravilloso y especial para los creyentes de Jesucristo, cuando este día de mil años inicie, entonces tendrán lugar muchos y muy significativos acontecimientos que están profetizados. El primero y más glorioso es la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo para instalarse en su trono ¿Cuándo tendrá lugar esto? ¿Todavía estará lejano su cumplimiento? Lo que Dios nos avisa es que: “Y enviará a Jesucristo, que os fue antes anunciado: Al cual de cierto es menester que el cielo tenga hasta los tiempo de la restauración de todas las cosas que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el siglo” Hechos 3:20, 21

Restauración, es la acción de restaurar y restaurar significa: Recuperar, recobrar, reparar, renovar o volver una cosa en el estado que tenía. El pueblo Hebreo se estableció nuevamente como nación desde el mes de mayo de 1948. Desde entonces la transformación de la Tierra Santa está conquistando su aristocracia, pronto veremos esa tierra como un diamante incrustado en una colina iluminada por el sol. El testimonio de los Apóstoles Pedro y juan justifica la profecía de Isaías que dice:

“Y restituiré tus jueces como al principio y tus consejeros como de primero; entonces te llamarán Ciudad de justicia, ciudad fiel”. Isaías 1:26

También los apóstoles citados hablan de “los tiempos de la restauración” es decir, volver a instalar los jueces y los consejeros, que como gobierno existían en Israel: Entonces reinará el rey (Cristo). “He aquí que en justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio” Isaías 32:1

La inmutable aritmética del Universo que se registra en Las Sagradas Escrituras, debe hacernos verdaderos cristianos, superiores por el ejercicio de la razón y la virtud, que tengamos verdadera sabiduría "Enséñanos de tal modo contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría". (Salmos 90: 12) Cuando podamos contar los días proféticos en que vivimos, veamos con satisfacción su cumplimiento y ahí sabremos que dejamos de ser como la mayoría, para ser especiales y recibir las bendiciones de Dios.

Al pie del SINAÍ estuvo Israel estacionado, y allí recibió por conducto de Moisés el precioso y eterno Decálogo, orgullo de la Iglesia de Dios, diez preceptos que reúnen todo un tratado de moral y que señala las normas a seguir por todos los hombres. Establece las bases para una sociedad bien organizada, y que por medio de esto hace que los hombres se vean como hermanos. Ya en posesión de la Tierra Santa, y por mas o menos 400 años, los hebreos fueron gobernados por jueces, siguiendo después la monarquía con David su hijo y  Salomón. Aquellos gobernantes no tenían más leyes que los diez mandamientos, escritos por el dedo de Dios. Bajo la influencia del Decálogo aquellos jueces gobernaban con honestidad, porque el Espíritu de Dios estaba con ellos, y por esta razón eran muy respetados, juzgaban en lugar de Dios: “No denostarás los jueces (dioses). ni maldecirás al príncipe de tu pueblo”. Exodo 22: 28

Dios no se equivoca, su palabra es inmutable, Él hablando de su pueblo Israel dice: "Porque tú eres pueblo santo a Jehová tu Dios: Jehová te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la haz de la tierra" (Deuteronomio 7: 6) ¿En qué tiempo se ha cumplido o se cumplirá esto? Pues ese pueblo es el que más ha sido humillado a través de los siglos y en todas partes, es verdad, pero he aquí el plan de Dios: "Para todas cosas sazón, y todo lo que se quiere debajo del ciclo. tiene su tiempo” Eclesiastés 3:1

Sí, dijo nuestro Señor Jesucristo: "El que lee entienda” Entonces debemos entender los tiempos y las sazones bíblicas para que nuestra esperanza sea segura, no importándonos que la idea del mundo sea muy distinta. El Maestro dijo a sus apóstoles esto que es muy elocuente e importante: “De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido en la regeneración, cuando se sentará el hijo del hombre en el trono de su gloria, vosotros también os sentareis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel” Mateo 19:28

Regeneración significa regenerar, volver a establecer, reconstruir una cosa, etc. Israel ha sido instalado otra vez como nación y todos los gobiernos de la tierra han lo han reconocido; Entonces el testimonio de los apóstoles Pedro y Juan sobre los tiempos de la restauración de todas las cosas (Hechos 3:21,21 ¿Qué tan lejos están? Y si nuestros ojos están mirando el principio de la restauración del pueblo israelita, entonces ¿Qué tan lejos está la venida de nuestro Señor Jesucristo?

Esta regeneración y restauración alcanzará su plenitud cuando nuestro Señor se siente en su trono al iniciarse el día de mil años. Estas y muchas otras cosas tendrán lugar aquí en la tierra, en el milenio.

Así que la Biblia como ese Telescopio nos puede ayudar a vislumbrar los eventos venideros, no podemos pasar por alto que en las escrituras se encuentra el plan de Dios para toda la humanidad y como nos dice en su palabra:

También vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y se les concedió autoridad para juzgar. Y vi las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y de la palabra de Dios, y a los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, ni habían recibido la marca sobre su frente ni sobre su mano; y volvieron a la vida y reinaron con Cristo por mil años.

Apocalipsis 20:4

¿Te gustaría reinar con Cristo Mil Años?

Artículo modificado y tomado del Boletín Bethesda: Boletín No. 481 2009
0
0
0
s2smodern