“Que  en  aquel  tiempo  estabais  sin  Cristo,  alejados  de  la  república  de  Israel,  y  extranjeros  a los  pactos  de  la  promesa,  sin  esperanza  y  sin  Dios  en  el  mundo.  Mas  ahora  en  Cristo  Jesús,  vosotros  que  en  otro  tiempo  estabais  lejos,  habéis  sido  hechos  cercanos  por  la  sangre  de  Cristo.”

                                                                                                      (Efesios 2: 12,13)

0
0
0
s2smodern

Ya hemos visto en un artículo acerca de la habitación de Dios, que fue algo que por voluntad de Dios fue permitido para cumplir fines específicos para con sus hijos. Queremos ampliar este estudio para ver más características de la construcción del templo físico que construyeron desde los tiempos de Salomón y que fue reedificado y hermoseado por Herodes; hasta que vemos la transición de este templo con nuestro Señor Jesucristo.

El templo que construyó Salomón tenía diversas características como: los muebles que estaban en el tabernáculo, un altar de oro, diez mesas con los panes de la proposición y diez candeleros de oro; igualmente tenía el lugar Santísimo, donde podía entrar sólo el sumo sacerdote una vez al año en la fiesta de las Expiaciones (1° Reyes 7:48-50 y 2° Crónicas 4:8).

0
0
0
s2smodern

Dios es el supremo creador del Universo, Él escogió especialmente a un pueblo para que habitara en medio de los que lo integraban, junto con sus leyes y estatutos, para que el pueblo fuera perfecto y libre de toda costumbre humana. En distintos momentos Dios conduce a su pueblo lejos de la influencia de otras naciones; un momento clave fue cuando estaban cautivos en Egipto, al salir de esa nación Dios les pidió que hicieran un santuario como medio de comunicación entre el pueblo y Dios. Dicho santuario -por el tiempo en el que fueron cautivos- sería portátil, y lo transportarían durante cuarenta años de peregrinación.

0
0
0
s2smodern

“Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas."

Amós 3:7

No hay libro más precioso y más perfecto, que traiga descanso al fatigado, al abatido y que proporcione paz a los abrumados bajo el peso de la vida, como es EL LIBRO DE ORO. La Biblia es el potentísimo Telescopio que nos enseña a entender los acontecimientos de cada día profético. Eventos que son importantes para toda la humanidad, son avisos para que todos estemos apercibidos y no nos tomen por sorpresa, nadie puede decir que no tiene la oportunidad de tener acceso a esos conocimientos ya que se encuentran en las sagradas escrituras.

0
0
0
s2smodern