Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fué el hombre en alma viviente.

Génesis 2:7 RVES

La conversación giró en torno al origen del ser humano; Mike afirmaba que las ideas del libro de Génesis eran absurdas, que lo verdaderamente racional era un proceso evolutivo de muchos años, desde una forma microscópica hasta lo que somos hoy día. Ambos recordamos el intro muy gráfico del programa de tv llamado "Los Simpson" en donde se observa precisamente ese modelo evolutivo, desde un microbio (micro: pequeño, bios: vida) que surge del agua, emerge de allí a la forma de un reptil, posteriormente se endereza para caminar en dos extremidades y finalmente en un ser humano. 

Generalmente me gusta escuchar y tratar de comprender el punto de vista expuesto, así que nuestra conversación no se volvió una discusión, sino un pequeño foro de ideas.

Estábamos cerca de un contenedor de basura, maloliente  y húmedo. le señalé a Mike el contenedor y le dije —Mike, estoy cierto que en ese contenedor ha de haber una población enorme de vida microscópica, de acuerdo con lo que me dices, tú y yo hemos de tener Familia en ese lugar, ancestros que por alguna razón, no evolucionaron.— ambos soltamos la carcajada, la idea sonaba entre ridícula y graciosa a la vez.

—Mike, ¿has tenido alguna vez un bebé en tus brazos?— 

—¡Por supuesto!, mi amada hija actualmente de 8 años—

Le hice una segunda pregunta, —¿Qué tan independiente es un bebé?, ¿Cuánto tiempo puede un bebé sobrevivir sin la mínima atención de un adulto?— indagamos un poco y encontramos dolorosos casos de bebés que por falta de atención, murieron por asfixia, deshidratación e inanición.

Volvimos al modelo evolutivo y encontramos un pequeño gran detalle, dicho modelo se "salta" esa etapa de la vida, el modelo explica muy bien gráficamente un proceso evolutivo, pero no aclara la atención que requiere un bebé humano; un adulto tendría que estar presente, mostrando su amor en atenciones y cuidados… y esto complica todo ya que entonces tendríamos que hablar de un primer bebé que por su propio medio se convirtió en adulto… vaya, si que es un lío y eso que no agregamos que se requiere varón y hembra. 

El hombre se unió con su esposa Eva. Ella quedó embarazada y dio a luz a su hijo Caín, y dijo: «Ya tengo un hijo varón. El Señor me lo ha dado.»

Génesis 4:1 DHH

Por tanto, hace falta algo en ese modelo evolutivo; consideramos que el gran ausente es el Amor. Ese maravilloso Amor que nos sustenta desde el vientre de nuestra madre.

Por ti he sido sustentado desde el vientre: De las entrañas de mi madre tú fuiste el que me sacaste: De ti será siempre mi alabanza.

Salmos 71:6 RVES

Debatir un tema de este tipo puede ser muy extenso y agotador, sobretodo en un mundo que no se acerca realmente al conocimiento de la Biblia y por el contrario, prefiere interpretarla sin discernimiento; sin embargo, existen verdades inmutables y claramente comprobables y una de ellas es el Amor. Respecto a la ciencia, sabemos que no del todo se equivoca, un bebé si evoluciona, en el vientre de una madre, sin requerir millones de años.

¿Te interesa conocer más sobre la Biblia? Déjanos tus comentarios y síguenos en https://tunika.mx/