Tips para mejorar nuestras relaciones interpersonales

Acabas de llegar? Saluda!! ….

Te vas a retirar? Despídete!!

Una fórmula básica de convivencia!!

En la actualidad nos hemos adaptado a un estilo de convivencia frío, quizá basado en la desconfianza o en supuestos imaginarios de enemistad como primer escudo antisocial. Sin embargo, resulta agradable escuchar a niños o adolescentes saludar a personas adultas con respeto y cortesía. Mayormente cuando también saludan a un compañero de su edad evitando un saludo carente de mensaje.

JESÚS nos enseñó y ordenó un saludo profundo y espiritual.

“En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa” Lucas 10:5

Un saludo con mensaje dice mu,cho acerca de nosotros, sobre todo cuando existe en nuestros corazones un verdadero deseo de bienestar para otras personas, desear la paz a otra persona, decirlo con verdad, sentir que nuestras palabras tienen el poder de convertirse en realidad, tener un sentido en nuestras conversaciones y que no vacías y sin sentido.

“Los labios del justo saben hablar lo que agrada; Mas la boca de los impíos habla perversidades” Proverbios 10:32

El resultado de bendecir a las personas que nos rodean, será de bendición también a nosotros. Por otro lado, cuando interactuamos con otras personas, mediante el trabajo en equipo, algún proyecto e inclusive en el hogar, surgen en ocasiones fricciones, desacuerdos y enemistades en general. ¿Creemos que algunas personas no merecen un saludo? Si este pensamiento hay en nuestros corazones, hay que considerar algunos aspectos. La frialdad del mundo es algo con lo que hay que enfrentarnos;esforzarnos por mantenernos primeramente fieles a la voluntad de nuestro DIOS, su palabra nos aconseja evitar caer en faltas que no ayuden a crecer, un saludo es un detalle que puede cambiarlo todo.

“Altivez de ojos, y orgullo de corazón, y pensamiento de impíos, son pecado” Proverbios 21:4

Lo que expresamos con nuestras palabras surge desde nuestro interior, nuestras palabras tienen un gran poder y conllevan una gran responsabilidad.

“El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca” Lucas 6:45

Son múltiples las formas mediante las cuales podemos crear un mejor entorno social y familiar. Meditemos acerca de aquellas sencillas acciones que nos permitirán fortalecer las relaciones interpersonales, de esta manera contribuiremos a la paz y a la edificación de una mejor sociedad.

” Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación” Romanos 14:19

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.” Salmo 19:14

Así que la Biblia nos habla mucho acerca de este tema, las buenas relaciones que entablamos con nuestro prójimo son básicas para una buena relación con nuestro Dios, es su deseo que entre humanos nos llevemos bien y haya paz.

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *