Te has puesto a pensar ¿Qué sería del mundo sin Dios? La verdad es que no estamos lejos de esa realidad, parece que el mundo está interesado en otras cosas antes que en Dios, y vemos en la Biblia que sabiendo esto, se nos advierte y hace un plan para que la humanidad no pierda el camino y evite caer en errores que lo pueden llevar a la muerte.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Isaías 55:6

Así nos recuerda que somos como ovejas que necesitan de un pastor, no podemos andar por el mundo solos ya que nos podemos perder, hoy lo que vemos es la consecuencia de nuestras propias acciones.

Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. Juan 1:10

Así Jesús entra en el plan de Dios, para que como ovejas acudamos a un buen pastor, el cual nos llevará por delicados pastos y a tomar bebida espiritual, este alimento no es que lo podamos tomar de forma material, es un alimento espiritual y proviene de la palabra de Dios.

Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar;

Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma;

Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Salmo 23:1-3

Él quiere ser nuestro Pastor, pero no lleva a la fuerza a nadie para entrar en su evangelio, él abre la puerta y espera que entremos para escuchar lo que tiene que decirnos.

El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él. Ezequiel 18:20

En este verso nos recuerda, que cuando tenemos conciencia de nuestras decisiones entonces somos responsables de lo bueno y lo malo que puedas pasarnos, el alma que comete la falta, así que cada uno decide cómo llevar su vida y qué camino elegir.

Hoy tenemos la gran oportunidad de conocer un camino que nos lleva a la justicia y al amor de Dios, algo que hay que conocer desde la perspectiva de Él.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

Hoy podemos acercarnos al buen camino y el buen Pastor, por medio de Jesucristo, el hijo de Dios, el nos mostrará lo mal que andamos, para ya no cometer faltas y que nos dañemos a nosotros mismos y a los que nos rodean.

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Apocalipsis 3:20

Espero en Dios que podamos llegar a alcanzar la bendición de conocer a Dios, y darnos cuenta que nosotros somos los que nos alejamos de Él, pero su deseo es que podamos tener una vida llena de paz y esperanza.