Las aguas amargas de Mará y la primera Fitorremediación

“Y llegaron a Mara; mas no pudieron beber agua de Mara, porque era amarga… Y él clamó al Eterno, y le mostró el Eterno un árbol y lo arrojó a las aguas, y las aguas se endulzaron…”

Cita BíblicaÉxodo 15:23,25

Recientemente en el siglo pasado, la ciencia comenzó a emplear el término Fitorremediación, haciendo referencia al conjunto de tecnologías que utilizan plantas con capacidad para absorber, acumular, metabolizar, volatilizar o estabilizar contaminantes y sedimentos presentes en el suelo, aire, agua etc. (Delgadillo et al., 2011) Sin embargo, éste saber que pareciera ser un descubrimiento actual y novedoso le fue revelado a Moisés hace más de 3000 años atrás.

Fue el Eterno DIOS quien después de la salida de Egipto, durante el Éxodo del pueblo de Israel revelara este nuevo conocimiento al líder y libertador de los hijos de Abraham:

“Y él clamó al Eterno, y le mostró el Eterno un árbol y lo arrojó a las aguas, y las aguas se endulzaron…”

Actualmente se conocen los mecanismos internos, por los que una planta absorbe a través de su raíz el agua que le suministra elementos inorgánicos como el zinc, calcio, potasio, etc. Y cómo este líquido vital recorre a las misma por un tubo interno conocido como “Xilema”, dichos elementos son necesarios en poca cantidad para el buen funcionamiento del organismo, y aunque en cantidades excedentes pueden resultar tóxicos para la plantas, debido a que no cuentan con un centro de procesamiento o discernimiento cerebral simplemente absorben todo lo que se encuentra presente en el medio sin poder hacer distinción alguna y acumulando muchos de estos componentes en sus tallos y hojas.

Es esta capacidad inherente, no solo de las plantas, si no también de algunas bacterias y algas lo que ha despertado el interés de los científicos, quienes actualmente desarrollan técnicas de fitorremediación y estudian algunas plantas como la moringa (Moringa oleifera), Cipres (Thuja Offinales), Lirio acuático (Eiochhornia crassipes) entre muchos otros para tratar de frenar la contaminación actual de las aguas, los suelos y el aire, de la misma manera en que el sabor amargo y la toxicidad de las aguas de Mará (causadas posiblemente por la presencia de Cadmio, Cobre, Cianuro, Hierro, etc.) fueron eliminados en un tiempo sin tecnología pero sí con la Bendición del Creador. “Y llegaron a Mará; mas no pudieron beber agua de Mará, porque era amarga…”

Y si bien el libro de Éxodo no menciona el nombre del árbol utilizado ni explica la técnica que se utilizó en su momento, sienta las bases del uso de plantas para purificación. Lo que hay que resaltar es que antes de la ciencia hablará de este “descubrimiento”, la porción Bíblica que relata dicho milagro era tomada como algo irreal, imposible, algo mágico. No obstante para todos aquellos que a lo largo de la historia han escudriñado las escrituras, esta porción junto con la explicación humanamente científica es la reafirmación que DIOS es el dueño de las leyes naturales, el Creador realiza milagros que si bien en su momento se desconocen los mecanismos de ellos, con el tiempo se va entendiendo que todo tiene un cumplimiento exacto y verídico de su palabra.

“En el principio Dios creó los Cielos y la Tierra… y la ciencia actual lo comprueba” Esteban Velazco Pérez
Bibliografía
Delgadillo López, A. E., González Ramírez, C. A., Prieto García, F., Villagómez Ibarra, J. R., & Acevedo Sandova, O. (2011). FITORREMEDIACIÓN: UNA ALTERNATIVA PARA ELIMINAR LA CONTAMINACIÓN. Tropical and Subtropical Agroecosystems (14), 597- 612.