Acabas de llegar? Saluda!! ….

Te vas a retirar? Despídete!!

Una fórmula básica de convivencia!!

En la actualidad nos hemos adaptado a un estilo de convivencia frío, quizá basado en la desconfianza o en supuestos imaginarios de enemistad como primer escudo antisocial. Sin embargo, resulta agradable escuchar a niños o adolescentes saludar a personas adultas con respeto y cortesía. Mayormente cuando también saludan a un compañero de su edad evitando un saludo carente de mensaje.

0
0
0
s2sdefault

El apoyo hoy en día, como lo ha sido siempre, es necesario para el logro de nuestros objetivos; nuestra condición y necesidades nos hacen dependientes de otros. Cuando hay  diferencia de pensamientos e ideas nos pueden separar de los demás, apartándonos, buscando trabajar solos en lugar de trabajar en equipo.

0
0
0
s2sdefault

En todo lugar están los ojos del SEÑOR,

         observando a los malos y a los buenos.

Proverbios 15:3

Tenemos la libertad de actuar conforme nuestra razón nos dicte cómo hacerlo y nos ayude a tomar las mejores decisiones para nosotros y para los que nos rodean; con esa libertad también podemos decir que las consecuencias de nuestras acciones son nuestra responsabilidad, nadie paga por los pecados de los demás, si alguno encuentra salvación puede ayudar a otros a encaminar a otras personas a llegar; pero no podemos salvar a las personas de sus propias acciones.

0
0
0
s2sdefault

“ Instruye  al  niño  en  su  carrera:  aun  cuando  fuere  viejo  no  se  apartará  de  ella. ”                                                                  (Proverbios  22:6)

En  el  antiguo  testamento  encontramos  que  la  educación  del  joven  era  en  el  conocimiento de Dios,  con  el  fin   de  que  los hijos  de  Israel temieran  a  Jehová  y  vivieran  largos  días  sobre  la tierra; porque  en  la  observancia  de  las  leyes  de  Dios está la  largura  de  días.

0
0
0
s2sdefault

“…Porque los que en nosotros son más honestos, no tienen necesidad: mas Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba; Para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se interesen los unos por los otros. Por manera que si un miembro padece, todos los miembros a una se duelen; y si un miembro es honrado, todos los miembros a una se gozan. Pues vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros en parte.”

(1ª. Corintios 12: 12-27).

0
0
0
s2sdefault