#9 El Padre nuestro, un modelo de Oración.

En el estudio anterior adquirimos conocimiento general del tema, basado en sus características, es probable que nos hagamos la pregunta: ¿Cómo debo Orar? Nuestro Señor Jesucristo nos enseña la oración con el ejemplo. Hay uno que es conocido por nosotros como El Padre Nuestro. Estudiaremos este modelo de oración como referencia para cada uno de nosotros; la intención es que al comprender el objetivo de la oración que nos enseña nuestro Maestro Jesús, nuestras oraciones personales adquieran madurez. 

“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” Mateo 6:6

Mujer orandoJesús nos enseña que la oración es una conversación intima con nuestro Padre, en ocasiones es necesario orar en público (en la iglesia o en grupo). Lo importante es evitar hacer oración sólo por ser vistos de otras personas pues esto es vanidad, la verdadera intención debe ser clamar a DIOS.

• “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.” Mateo 6:1-9 

• “Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.” Mateo 6:9

Dirigimos nuestras palabras al DIOS poderoso. Reconocemos quién es ÉL; reconocemos su Santidad y le bendecimos desde lo más profundo de nuestro ser.

• “Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.” Salmos 103:1-2

• “Bendito el Señor; cada día nos colma de beneficios el Dios de nuestra salvación. Selah” Salmos 68:19 

• “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” Mateo 6:10

Nos comprometemos a aceptar su voluntad por encima de la nuestra, Jesús nos pone el ejemplo en su Oración al Padre, él sabía que iba a ser arrestado e iniciaría el doloroso y humillante sacrificio hasta dar su vida por nosotros, con angustia clama a Dios para que esto no sea así. Consciente de lo que acontecería, acepta la voluntad de su Padre.

• “Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” Mateo 26:39

• “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.” Mateo 6:11

Recibir el alimento tanto espiritual como físico forma parte de nuestras necesidades básicas de vida, ¿alguna vez has sentido tu estómago vacío? Seguro sí, ahora ¿cuál es la sensación de un Alma vacía? Esto indica necesidad y flaqueza espiritual; es decir necesidad de Dios.

• “Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.” Deuteronomio 8:3

 • “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.” Mateo 6:12

Pedimos perdón a DIOS y nos comprometemos a perdonar también, buscando ser congruentes entre lo que pedimos al Padre y lo que hacemos.

• “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.” Mateo 5:23-24

 • “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.” Mateo 6:13

Si somos observadores, toda tentación nos conduce a obrar mal, la Biblia nos explica de dónde proviene la tentación:

• “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.” Mateo 4:1,3

Al igual que Jesús, nosotros también tenemos la capacidad de soportar la tentación; así que es muy importante incluirlo en nuestra Oración.

• “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.” Santiago 1:12

• “Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:2-3. ¡AMÉN!

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *