Todo lo valioso que Dios nos ofrece  de la vida es algo por lo que debemos luchar; no es una competencia en la cual deseamos que algunos pierdan y otros ganen; es una batalla campal contra la maldad de este mundo; esa maldad que cada vez toma mayor fuerza, la enfrentamos manteniendo firme nuestra Fe.

Hoy hablaremos sobre ello, tomando como referencia la carta que el Apóstol Pablo escribió a Timoteo.