Salmo 84

//!!Cuán amables son tus moradas,

oh Jehová de los ejércitos!//

 

//Codicia y aun ardientemente desea

Mi alma los atrios de Jehová;//

//Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.//

 

Aun el gorrión halla casa,

Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos,

//En tus altares, oh Jehová de los ejércitos//

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *