Todos nuestros problemas y necesidades la fe en Dios es la que nos puede sacar adelante, poniendo por obra sus enseñanzas, es la forma de comprobar si nuestra fe es real y que Dios nos recompensa por nuestra obediencia. Sin la fe no le agradamos y con fe todo lo podemos lograr en Cristo Jesús. Comencemos a creer eso, que Dios es el Todopoderoso y todas nuestras necesidades en Dios pueden ser resueltas.

 

Lucas 1:37

Porque ninguna cosa es imposible para Dios.

Nada, todo es posible para Dios, si yo le pongo enfrente mis problemas ¿cómo crees que sean a sus ojos? con todo su poder y sabiduría, nuestros problemas son pequeños y Jehová los puede resolver todos. Dios puede hacer lo que nosotros no.

Santiago 2:22,23

¿No ves que la fe obró con sus obras, y que la fe fué perfecta por las obras? Y fué cumplida la Escritura que dice: Abraham creyó á Dios, y le fué imputado á justicia, y fué llamado amigo de Dios.

Qué hizo Abraham, habrá sido el hombre perfecto sobre la tierra que no tenía defectos, pero lo que nos enseña que lo que hizo fue obedecer y hacerle caso a su palabra, él obedecía en todo lo que Dios le pedía, y Dios le proveyó de conocimiento, de riqueza y todo lo que necesitaría, Dios se lo proveyó. Así su fe se fue fortaleciendo.

Génesis 12:1-4

EMPERO Jehová había dicho á Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, á la tierra que te mostraré; Y haré de ti una nación grande, y bendecirte he, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición: Y bendeciré á los que te bendijeren, y á los que te maldijeren maldeciré: y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.Y fuése Abram, como Jehová le dijo; y fué con él Lot: y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.

Hebreos 11:8

Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir por heredad; y salió sin saber dónde iba.

Sin todo el conocimiento el escucho la voz de Jehová y tomó la decisión de poner por obra, con muchas dudas en su mente y su corazón, porque había incertidumbre en ellos, con las dudas y preguntas que cualquier ser humano puede tener a la hora de tomar una decisión complicada. Abraham cambiaría su vida por completo y lo más importante, ya no sería el líder de su vida, ahora sería Dios. ¿Qué comeremos, qué vestiremos, dónde dormiremos? Son necesidades que en nuestra vida pueden estar, y nos angustiamos cuando no se cubren estas necesidades, pero fiel es Dios con sus hijos, hay que creer que es bueno y que no dejará que seamos desamparados. Abraham no tenía riqueza, eran ya grandes cuando salen, cómo resolver todo lo que necesitaría, y aunque no tenía certeza de estas cosas, y los que lo acompañaban igualmente dudaban, Abraham puso su confianza en quien lo había llamado de tinieblas a su luz admirable.

Génesis 18:10-11

Entonces dijo: De cierto volveré á ti según el tiempo de la vida, y he aquí, tendrá un hijo Sara tu mujer. Y Sara escuchaba á la puerta de la tienda, que estaba detrás de él. Y Abraham y Sara eran viejos, entrados en días: á Sara había cesado ya la costumbre de las mujeres.

En los dos había dudas y tenían que confirmarlo con el tiempo si Dios cumpliría la promesa que les había dicho, y no porque no fuera capaz de darles la promesa, pero la necesidad la tenemos nosotros, para ver que hay en nuestro corazón si sólo de labios honramos a Dios o lo hacemos con hechos. Dios les dijo que recibirían una bendición y Dios no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta, si Él hizo una promesa, al cumpliría.

Hebreos 11:11,12

Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir simiente; y parió aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó ser fiel el que lo había prometido. Por lo cual también, de uno, y ése ya amortecido, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está á la orilla del mar.

Si creemos que Sara no dudo de lo que se le había prometido, solo basta leer la historia completa para darnos cuenta de todas sus dudas. Por sus dudas le pidió a Abraham que entrara a su sierva Agar, para tener ese hijo que Dios les había prometido, porque ya se le había pasado la costumbre de las mujeres y recordemos, así tampoco nosotros podemos apagar las dudas, pero no perdamos nuestra fe, aunque no sepamos el cómo, no dejemos de creer que Dios está ahí con nosotros.

Génesis 15:5-6

Y sacóle fuera, y dijo: Mira ahora á los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu simiente. Y creyó á Jehová, y contóselo por justicia.

Y Dios le mostraba, lo capacitaba y entre más lo conocía más se fortalecía su fe. El Abraham que salió de aquella tierra extranjera, no fue él mismo que recibió el hijo de la promesa junto con su mujer. Los dos fueron transformados y maduraron en lo que creían. Y Dios nos recuerda que todo es posible, en el camino podemos probar con nuestras mismas acciones que nos falta fe, pero no dejemos de creer que ahí está Dios, siempre creyendo en nosotros aún con nuestras dudas y debilidad.

Génesis 21:1-3

Y VISITÓ Jehová a Sara, como había dicho, é hizo Jehová con Sara como había hablado. Y concibió y parió Sara á Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le parió Sara, Isaac.

Todo lo que atravesó esta pareja no fue sencillo, pero no perdieron su fe en Dios, se les mostró el camino para que recibieran todas las promesas que se les hizo. Y ¿Cómo crees que haya recibido Sara a su hijo Isaac? la satisfacción, alegría, el gozo, la alabanza que sintió porque se le demostró que nuestras flaquezas Dios las transforma y nos da fortaleza para creer que tenemos un Dios muy muy grande.

Hebreos 11:17-19

Por fe ofreció Abraham á Isaac cuando fué probado, y ofrecía al unigénito el que había recibido las promesas, Habiéndole sido dicho: En Isaac te será llamada simiente: Pensando que aun de los muertos es Dios poderoso para levantar; de donde también le volvió á recibir por figura.

Esta es la prueba de la fe, no la podemos comprender hasta que vivamos esa transformación y que nuestra fe sea probada por fuego para que haga su obra en nosotros. Pero Abraham nos muestra que si es posible y que todo lo que hace Dios nos es para bien.