No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal.  Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1ª Tesalonicenses 5:19-23

Un gran número de seres humanos conocemos la frase MENTE SANA, CUERPO SANO, ¿analizamos dicha expresión? Es importante poner en claro que el hombre trabaja con 3 elementos esenciales; espíritu, mente y cuerpo. Así que es importante que podamos analizar de la mano de la palabra de Dios lo que significa realmente la invitación que nos hace el apóstol de los gentiles.

La Biblia nos enseña que al regreso del Hijo de Dios, se dará un acontecimiento espectacular, la resurrección de los muertos, despertados de ese sueño profundo (muerte) para ser levantados y así vivir para siempre. Sin embargo para poder participar de tan magno evento es necesario ser digno de alcanzar tal consideración de parte de Dios, por ello la importancia de este estudio.

  • El alma representa nuestros sentimientos: enojo, alegría, amor, tristeza, celos, envidia, etc.
  • En el espíritu están nuestros pensamientos: de armonía, de empatía, de paz, de solidaridad, etc.
  • El cuerpo físico requiere de un cuidado especial, pero no de actividades imposibles, más bien son muy simples.

Cada uno de estos componentes requiere de un estudio y explicación, ya que su funcionamiento es más complejo de lo que parece, pero a fin de comprender que los necesitamos cuidar y alimentar adecuadamente, vamos a considerar la siguiente descripción.

La palabra de Dios nos enseña a poder obtener el equilibrio perfecto entre estos elementos dando paso a una vida más plena y saludable en todos los aspectos.

Nada como la solución y mucho mejor, la prevención.

LOS PENSAMIENTOS:

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
Pruébame y conoce mis pensamientos;
Y ve si hay en mí camino de perversidad,
Y guíame en el camino eterno.

Salmo 139:23-24 

Siempre será oportuno corregir los pensamientos no adecuados, muchos hoy en día recurren a terapeutas, psicólogos, etc. Claro que pueden ser una ayuda, sin embargo el médico de médicos es el Todo Poderoso, Él nos conoce a detalle y sabe lo que necesitamos, por ello es importante mantenerse o buscar la enseñanza verdadera de Dios para los seres humanos, la aceptación de parte de nosotros como seres humanos de la necesidad de un maestro de vida, es imprescindible; pues que mejor que recurrir al creador de la vida.

Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

Marcos 7:20-23

Estos pensamientos son muy comunes entre los seres humanos, Dios hace la invitación a poderlos transformar, ¿de qué manera? Su misma Palabra lo explica de una manera muy sencilla:

Encomienda a Jehová tus obras,
Y tus pensamientos serán afirmados.

Proverbios 16:3

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4:8

Como vemos los pensamientos de todos nos pueden perjudicar, pero si los sabemos ordenar con ayuda de Dios, serán de beneficio para uno mismo y para los que nos rodean.

LOS SENTIMIENTOS:

La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, mas la buena palabra lo alegra. Proverbios 12:25

Los sentimientos, ya sean buenos o malos también le permiten al hombre comunicarse aunque no exprese una sola palabra, se puede notar: en el rostro, la postura del cuerpo, la mirada son efecto de lo que hay en el interior. ¿Lo has notado? ¿Crees la gran importancia que tiene el vivir con buenos sentimientos?

El corazón gozoso alegra el rostro, pero en la tristeza del corazón se quebranta el espíritu. Proverbios 15:13

En incontables casos los seres humanos decimos que es casi imposible transformar nuestros sentimientos, y llegamos a expresar: “Así soy, a quien le guste que bueno y aquien no le guste, ni modo”. Sin embargo con sentimientos no adecuados el hombre no es feliz y no vive tranquilo.

El corazón gozoso alegra el rostro, pero en la tristeza del corazón se quebranta el espíritu. El corazón inteligente busca conocimiento, mas la boca de los necios se alimenta de necedades. Todos los días del afligido son malos, pero el de corazón alegre {tiene} un banquete continuo. Proverbios 15: 13-15 

Si con nuestra boca podemos herir a nuestro prójimo, qué mejor que ayudar a tener buenos sentimientos para edificar y construir relaciones duraderas.

EL CUERPO FÍSICO:

Que gran importancia tiene el cuidado del cuerpo físico, la mayoría lo sabemos, es parte de nuestra educación y conocimiento, a nadie le gustan las dolencias, enfermedades y malestares, pero aún va más allá, cuando descubrimos las palabras de Dios.

¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios.

1 Corintios 6:19-20

El cuerpo físico no es nuestro, es prestado, por lo tanto se debe de cuidar, pues es un préstamo de parte de Dios ¿Qué le diremos al saber que no cuidamos de algo que Él nos prestó?. Todo ser humano puede tener un acercamiento a Dios Todo Poderoso, a través de Jesús, ¿de qué manera? Viviendo con el ejemplo de su vida. 

Dios ha establecido normas a seguir con respecto al cuidado del cuerpo:

  • No consumir carne de animales impuros. Levítico 11
  • Existen normas para el hombre y la mujer en un estado de impureza. Levítico 12, 15
  • Uniones entre seres humanos no adecuadas. Levítico 18
  • Uniones inadecuadas entre humanos y animales. Levítico 18:23

Así que es muy importante que con un estudio adecuado los seres humanos experimentemos el vivir de la manera que DIOS quiere, porque su objetivo es que el hombre viva plenamente feliz, en un verdadero y auténtico equilibrio emocional, racional y físico. La palabra SANTO significa apartado, por ello la gran invitación del apóstol de los gentiles: mantén tu cuerpo, tus pensamientos y tus emociones apartados de todo tipo de mal, para que cuando venga el Hijo de Dios por segunda vez, él te pueda considerar en regresarte a la vida de entre los muertos.