1. JUAN 14:6,7 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Las palabras citadas en el texto nos invitan a que analicemos 3 conceptos importantes para la vida de cada ser humano.

  1. El camino: la senda a la cual estamos invitados a transitar, nos conduce a descubrir maravillosos conocimientos, al razonarlos podemos comprender la verdadera enseñanza de Dios, que al ponerla en práctica en nuestras vidas día a día se logra ser un merecedor de las ricas bendiciones que Dios envía a todos los practicantes de sus consejos
  2. La verdad: hoy en día muchos dicen tener la verdad en cuanto al conocimiento de la Palabra de Dios se refiere, sin embargo es necesario cotejar la diversa información que existe en las diferentes interpretaciones de la Biblia, para hacer esa comparación acerca de ¿Cuál es la verdad? Se requiere de seguir la recomendación del mismo hijo de Dios, Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; S. Juan 5:39
  3. La vida: el ser humano está en la búsqueda diaria de cómo vivir disfrutando de cosas como: la salud, amor, paz, prosperidad, etc.; pero el mayor anhelo es vivir para siempre. Jesús el hijo de Dios nos hace la promesa de vivir eternamente si nuestra vida la transformamos al practicar los consejos de Dios en toda nuestra vida. Pero para conocer la verdadera recomendación, se debe de analizar la Biblia como ya hemos dicho.

Dios en su infinita misericordia nos mostró su amor al entregar en la cruz a su hijo, Jesús tomo ese lugar que a muchos seres humanos les corresponde por sus acciones que en muchas ocasiones son atroces.

Si hoy a la sociedad le preguntáramos ¿estás dispuesto a pagar por algo que tú no hiciste? Seguramente la respuesta seria NO, pero al entender el gran sacrificio que Jesús hizo por toda la humanidad nos damos cuenta que ahora existe una enseñanza de vida, un ejemplo a segur que trae consigo grandes beneficios, el mayor de todos es LA VIDA ETERNA

 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? S. Juan 11:25,26

Ha sido tan grande e incomprensible el amor de Dios para la humanidad que a través de la muerte de Jesús podemos tener una nueva oportunidad de ser libertados de la muerte eterna y ser llamados a la VIDA ETERNA, la invitación sigue en pie y recordemos que pocas son las veces que hay una 2ª oportunidad.  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. S. Juan 3:16