El presente de cada persona es el resultado de nuestras decisiones pasadas. Por ello la importancia de poner más atención en el ser y en segundo lugar el cómo hacer. Bajo este principio nuestras decisiones tendrán mejores resultados para la solución de nuestros problemas. Es muy común que en el afán de dar una solución a nuestros problemas perdemos el enfoque acerca de la invitación que nos hace la Biblia, y es: SER, SENTIR, VIVIR COMO ESCOGIDOS DE DIOS, al perder ese enfoque y sumergirnos en el afán nos ocupamos inconscientemente en el hacer, olvidando lo maravilloso del ser, es entonces cuando se aplica a nuestra persona las palabras del rey Salomón:  El cuidado congojoso en el corazón del hombre, lo abate; Mas la buena palabra lo alegra. Proverbios 12:25

La Biblia está llena de ejemplos que aplicaron el principio de SER antes del HACER, Josué el sucesor de Moisés nos muestra que ese enfoque es poderoso para todo aquel que vive así, pues esas poderosas palabras viviendo con ellas traen el efecto deseado:

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida: como yo fuí con Moisés, seré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.  Esfuérzate y sé valiente: porque tú repartirás á este pueblo por heredad la tierra, de la cual juré á sus padres que la daría á ellos. Solamente te esfuerces, y seas muy valiente, para cuidar de hacer conforme á toda la ley que mi siervo Moisés te mandó: no te apartes de ella ni á diestra ni á siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendieres. Josué 1:5-7

Estas palabras tienen un inicio cuya fuente es Dios, y al llegar a nuestros oídos, mente y corazón comienza a construirse en nuestro hombre interior la poderosa imagen del vivir, sentir y manifestar la adopción para SER HIJOS DE DIOS, Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios. Romanos 10:17

Por ello es importante cuestionarnos qué prioridad damos en nuestra vida, si ésta está enfocada en el ser o en el como hacer, por que para ambas cosas Dios nos ayuda en gran manera:

 Porque Dios es el que en vosotros obra así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Filipenses 2:13

Otro claro ejemplo del ser antes del hacer, es el rey David, la historia bíblica nos muestra en los inicios de la vida de éste hombre a un joven cuya experiencia en conocimientos bélicos no es nada experimentada, sin embargo nos deja ver a un ser movido por la fe, la confianza y el apoyo de Dios en él al enfrentar a un guerrero de altura y fuerzas impresionantes.

En 1 Samuel 17 encontramos ésta impactante narración, David siendo muy joven y exento de figurar en las filas del ejército hebreo, no priorizó el cómo hacer para vencer a aquel filisteo, sino simplemente mostro lo más importante, el SER, pues teniendo ese enfoque en el corazón de ser integrante del pueblo de Dios, eso le bastó para vencer confiadamente al enemigo y salir victorioso dando solución a ese gran problema que afectaba a muchos.

Aquel acontecimiento queda plasmado en las páginas del ayer para nosotros hoy en día, recomendaciones con las cuales, si las seguimos, nos ayudarán a poder enfrentar cualquier situación.

Hoy, a través de los escritos del apóstol Pablo recordamos que las recomendaciones siguen siendo las mismas, ocúpate en el ser para resolver con el como hacer, pues escribe a Timoteo:

 Ninguno tenga en poco tu juventud; pero sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza. Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar. No descuides el don que está en ti, que te es dado por profecía con la imposición de las manos del presbiterio. Medita estas cosas; ocúpate en ellas; para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. 1 Timoteo 4:12-15

Sé, es la primera recomendación y después el cómo hacer, para que el aprovechamiento sea manifestado, algo que no se puede ocultar, es notorio, y que trae luz a la vida de los hombres.

Así que la invitación es ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE, siente, sé , vive y tendrás las respuestas de cómo lograrlo, encontrando la paz tan anhelada para la vida diaria.