El Espíritu Santo en los tiempos antiguos

Desde tiempos antiguos el Espíritu Santo ha estado presente en la tierra, manifestándose en algunos personajes del pueblo de Dios; trabajando para cumplir con la voluntad del Eterno. Mucho se especula en el mundo acerca del Espíritu Santo, veamos a través de La Biblia lo que refiere a éste Ser Divino.

Nuestro Señor Jesús prometió no dejar solos a sus seguidores, sino que él rogaría a su Padre para que enviara a un consolador , con la finalidad de recordarnos y enseñarnos las cosas que él habló y enseñó: 5 Si me amáis, guardad mis mandamientos; 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está con vosotros, y será en vosotros. 26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho. Juan 14:15-17,26

Es un ser Divino, creado por Dios, distinto a Dios, como ya se ha mencionado, desde los tiempos antiguos, ha estado en el mundo enviado sólo a unos cuantos seres humanos, con la finalidad de producir en el interior de los hombres acciones conforme a la voluntad de Dios; es decir, los dirige, los encamina y los guía a toda verdad. Veamos algunos ejemplos:

*José el soñador: 37 Y el negocio pareció bien á Faraón, y á sus siervos.
38 Y dijo Faraón á sus siervos: ¿Hemos de hallar otro hombre como éste, en quien haya espíritu de Dios? 39 Y dijo Faraón á José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú: 40 Tú serás sobre mi casa, y por tu dicho se gobernará todo mi pueblo: solamente en el trono seré yo mayor que tú. Génesis 41:37-40

José el soñador, fue un hombre que pudo experimentar la dirección del Espíritu Santo en su vida, pues ayudado de él, pudo aportar una solución eficaz al Faraón rey de Egipto, con una hambruna extrema en aquella región del mundo.

*Saúl: 6 Y el espíritu de Jehová te arrebatará, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre7 Y cuando te hubieren sobrevenido estas señales, haz lo que te viniere á la mano, porque Dios es contigo. 1º Samuel 10:6,7

Saúl al ser elegido por Dios para ser Rey sobre Israel, tuvo que ser envestido de ese ser para poder vivir conforme a lo que Dios le pedía.

*David: 1 Estas son las postreras palabras de David. Dijo David hijo de Isaí, Dijo aquel varón que fué levantado alto, El ungido del Dios de Jacob, El suave en cánticos de Israel: 2 El espíritu de Jehová ha hablado por mí, Y su palabra ha sido en mi lengua.
3 El Dios de Israel ha dicho, Hablóme el Fuerte de Israel: El señoreador de los hombres será justo, señoreador en temor de Dios. 2º Samuel 23:1-3

Dios por medio de su Santo Espíritu habló a los hombres antiguos, con la finalidad de hacer saber su voluntad, y de igual forma podemos comprender qué hacía entender a los hombres esa voluntad revelada: 3 Clama á mí, y te responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no sabes.  Jeremías 33:3

Al igual que aquellos hombres, les fue una poderosa herramienta para entender la revelación de Dios a los hombres, hoy en día tenemos lo misma oportunidad de experimentar los mismos beneficios para poder entender La Biblia y saber que en ella se encuentra la bendición para vivir en paz en éste plano terrenal, pero también nos muestra la manera de cómo obtener la vida eterna: 7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria:
8 La que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de gloria:
9 Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vió, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman.
10 Empero Dios nos lo reveló á nosotros por el Espíritu: porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
12 Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado;  1ª a los Corintios 2:7-12

El Espíritu Santo, hace cambiar al ser humano de una manera maravillosa, dándole la oportunidad de volver a nacer con una nueva mentalidad y con nuevos sentimientos para vivir en armonía, amor, paz y felicidad. Claro está que esto se cumple cuando aquellos que desean estas cosas caminan por la vida de la mano de Dios: 32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios á los que le obedecen. Hechos 5:32

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *