La obra del Espíritu Santo en mí

La palabra de Dios le permite al lector entender que hay un antes y un después en el pensamiento, comportamiento y acciones de cada persona una vez que se ha introducido al estudio de la Biblia, esto hace referencia a los cambios considerables que se van manifestando en cada ser humano al ir comprendiendo y meditando lo que lee.

Pero ¿Qué hace el Espíritu Santo en las personas?

Iniciemos por ese antes…,el apóstol Pedro en su primera carta nos invita reconocer que antes éramos como ovejas descarriadas, haciendo una comparación de un animal que no tiene un pastor a quien seguir y que es vulnerable a morir anchormás rápidamente: Porque vosotros erais como ovejas descarriadas; mas ahora habéis vuelto al Padre y Obispo de vuestras almas. 1ª Pedro 2:25

Pero una vez que se acepta ésta verdad, comienza una serie de cambios importantes en la persona, lo primero es que puede comprender la lectura que hace en la Biblia, se hace más entendible y el sentido es más claro: 7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria: 8 La que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de gloria:  9 Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vió, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman. 10 Empero Dios nos lo reveló á nosotros por el Espíritu: porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. 11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado; 1ª Corintios 2:7-12

Al poder entender lo que se lee, se conecta la enseñanza con las obras de la persona y empieza una verdadera transformación, en el corazón y en la mente. 

En los evangelios podemos leer que una vez que nuestro maestro el Señor Jesús fue bautizado el Espíritu Santo vino a él dando cumplimiento a lo que el profeta Isaías había dicho: 1 Y SALDRÁ una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. 2 Y reposará sobre él el espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de fortaleza, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. 3 Y harále entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oyeren sus oídos; 4 Sino que juzgará con justicia á los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra: y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. 5 Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de sus riñones. Isaías 11:1-5

La Biblia enseña que nosotros los seres humanos estamos invitados a experimentar de los cambios poderosos y maravillosos que la Palabra de Dios tiene para cada persona, así como lo vivió el Señor Jesús, existen muchas personas en el mundo que aún no practican los valores universales por diferentes causas, y esta situación es un impedimento del buen avance moral de la sociedad alrededor del mundo, y se deja ver las complicaciones en experimentar la felicidad, la paz, la tolerancia, el amor, la paciencia, la benignidad, etc. La Biblia nos los presenta como frutos (acciones) que las personas adquieren cuando uno acrecienta una relación con Dios y son manifiestas en la vida: 22 Mas el fruto del Espíritu es: caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, 23 Mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley. 24 Porque los que son de Cristo, han crucificado la carne con los afectos y concupiscencias. 25 Si vivimos en el Espíritu, andemos también en el Espíritu. Gálatas 5:22-25

La inteligencia y la sabiduría también son parte de los regalos que van implícitos con estos frutos. ¿Parece increíble? Tristemente para la gran mayoría de la humanidad lo es, pero no es así, esto es verdad: 28 Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal la inteligencia. Job 28:28

Dentro de las enseñanzas de la Biblia, nos muestra que también es manifiesto en una persona cuando está ausente el Espíritu Santo: 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, 20 Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:19-21

Así que podemos confirmar ese antes y después de la llegada del Espíritu Santo a la vida del creyente.

 

YOU MAY ALSO LIKE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *