10.- ¿Qué necesito para ser Salvo?

¿Qué necesito para ser salvo? Una pregunta que todos podemos hacer en algún momento de nuestra vida. El que necesita de la salvación la busca, por promesa de Cristo, él siempre estará ahí para guiarnos. Cada uno tiene en sus manos el gran don de Dios de poder decidir. Pero la Salvación se ofrece a toda la humanidad.

En la vida diaria compramos una diversidad de cosas, como casas, muebles, autos, etc., pero antes nos informamos de sus condiciones. Por estas condiciones valoramos las cosas, y vemos si nos conviene adquirirlas. Esto mismo acontece cuando consideramos los términos del evangelio que Dios ofrece a todos los hombres.

¿Qué necesito para ser salvo?

Para ser salvos necesitamos: En el camino a la tierra de Canaán, Dios estableció a su pueblo esos términos, cuando les dice:

“He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: La bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy” .

Deuteronomio 11:26,27
Moisés reitera esta condición cuando repite al pueblo estas palabras: “Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal” (Deuteronomio. 30:15).

Si estos términos no eran aceptados, ellos mismos alejaban las bendiciones de Dios. Sin embargo, si los aceptaban les promete lo siguiente:

“A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, porque vivas tú, y tu simiente” .

Deuteronomio 30:19

Josué y Caleb cumplieron con esos términos para poder entrar a la tierra prometida. Paso a paso fueron cumpliendo con los requisitos que Dios les estableció. (Deuteronomio 8:1, 6).

En este tiempo se le evangeliza y se le explicanlos mismos términos o condiciones para alcanzar la salvación y entrar al reino de Jesucristo. (Hebreos 4:2)

¿Qué necesitamos para ser salvos? Cristo murió para salvar a los pecadores, con este acto hace la invitación a la humanidad a cumplir todas las cosas que él dijo. Lo cual incluye guardar los mandamientos del Eterno.

Si queremos ser salvos, debemos escuchar la voluntad de Dios y cumplir con estos requisitos, términos o condiciones dichos por el mismo Jesús (Mateo 28:19-20).

YOU MAY ALSO LIKE