En algún momento hemos escuchado esta frase en sus múltiples formas: "Si es la voluntad de Dios", "Si Dios quiere" o "Si Dios lo permite". En el siguiente estudio observaremos el fundamento bíblico de estas expresiones. Aprenderemos que no debe utilizarse para justificar nuestra pereza o pasividad, pues somos responsables de nuestros resultados, de nuestros esfuerzos, de planear o no planear; todo esto sin pasar por alto la autoridad de Dios. Afirmaremos la importancia de incluir a DIOS en nuestras vidas. 

"¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. 
En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello." 
Santiago 4:13-15 

"Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite." 
Hebreos 6:3 

Creyentes o no creyentes, nadie puede afirmar los tiempos de vida de cada quién, sería insensato afirmarlo con altivez y prepotencia; sería como pretender jugar la vida y la muerte teniendo como contrincante a Dios. 

"Si quisiere contender con él, No le podrá responder a una cosa entre mil. 
El es sabio de corazón, y poderoso en fuerzas; ¿Quién se endureció contra él, y le fue bien?" 
Job 9:3-4 

En Dios está la vida, nuestras alegrías, nuestras tristezas, etc., Dios conoce todo de cada uno de nosotros, sabe de nuestras necesidades y ve nuestras capacidades; por ello nos exhorta a llevar un estilo de vida lleno de una Fe inquebrantable.

"El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; No hay Dios en ninguno de sus pensamientos. 
Sus caminos son torcidos en todo tiempo; Tus juicios los tiene muy lejos de su vista; A todos sus adversarios desprecia. 
Dice en su corazón: No seré movido jamás; Nunca me alcanzará el infortunio." 
Salmos 10:4-6 

• "Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah 

• Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clamare. 
Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah" 
Salmos 4:2-4 

Las Bendiciones de Dios llegan a cada uno de nosotros siempre y en todo momento; sin embargo, debemos meditar también acerca de las advertencias y/o llamadas de atención que recibimos de Dios. 

DIOS aborrece la altivez (Proverbios 6:16-17), pero se Agrada del Justo, del Piadoso, del que practica Misericordia. 

"Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová." 
Jeremías 9:24 

La intención es que hagamos conciencia de las veces que pretendemos justificarnos ante DIOS. El texto lo dice muy claro: "...porque no se justificará delante de ti ningún ser humano". Ahora bien, ¿en qué momento pretendemos justificarnos?. La mayoría de nosotros lo hacemos de manera consciente o subconsciente, cada vez que NO asumimos la responsabilidad de nuestra vida, de lo que hacemos o de lo que decimos, generamos argumentos para tratar de explicar nuestros actos. 

• "Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? 
No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, 
diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar." 
Lucas 14:28-30 

Nuestro Señor Jesucristo nos plantea un ejemplo relacionado con la importancia de hacer planes inteligentes. En la Biblia encontraremos muchos ejemplos de proyectos que requirieron planeación. Por citar uno de ellos, Nehemías es muy descriptivo acerca del Liderazgo y Esfuerzo requerido para reconstruir los Muros de  Jerusalem. No hay ningún problema en hacer Planes a Futuro sobre algún proyecto en nuestra vida. Pero no olvidemos solicitar el apoyo de Dios. 

• "Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalem." 
Nehemías 2:20 (respuesta que dio Nehemías a las personas que se burlaban de su proyecto). 

• "Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados." 
Prov 16:3 

Toda Obra de nuestras manos recibe gran bendición cuando buscamos agradar a Dios y no a los hombres (mundo). El error que cometemos cuando actuamos por Vanidad es gozarnos de nuestras victorias personales sin dar gracias a nuestro Poderoso Creador. En mi sentir personal, el mejor ejemplo del por qué debemos agradecer a Dios lo podemos observar en el crecimiento de una planta: el hombre siembra, cuida y cosecha; pero no fue el hombre el que puso fundamento en la semilla para nutrirse, crecer y dar fruto. Eso lo hizo nuestro Dios. 

Demos gracias a Dios hoy y siempre y si Dios no lo permite, nos leeremos en un estudio más.